Skip to content
Recetas

Budín de pan focaccia con champiñones silvestres y queso de cabra

Este budín de pan cremoso y salado es un acompañamiento irresistible para un pollo asado, pero también puede convertirse en una tradición nueva en su mesa de Día de Acción de Gracias. Acompañe con Pinot Noir de California o Chardonnay.

Ingredients

2 cucharaditas de mantequilla sin sal
3 cucharadas de aceite de oliva extra virgen
250 g (½ libra) de champiñones silvestres o champiñones crimini u ostra cultivados, rebanados o en cuartos
Sal kosher o marina y pimienta negra recién molida
½ cebolla amarilla grande picada
2 dientes de ajo picados
1 cucharadita de hierbas provinciales secas
250 g (½ libra) de focaccia, de 1 o 2 días, en cubos de 2.5 cm (1 pulgada)
125 g (¼ de libra) de queso de cabra fresco sin corteza
4 huevos grandes batidos
2 tazas (500 ml/ 16 fl oz) de leche entera

Rinde 4 a 6 porciones



Instrucciones

Precaliente el horno a 190 ºC (375 °F). Usando 1 cucharada de mantequilla engrase el fondo y los lados de un recipiente para hornear de 2 l (2 cuartos). Un recipiente para hornear ovalado que mida aproximadamente 33 por 20 por 4 cm (13 por 8 por 1-1/2 pulgadas) sirve bien.

Caliente 1-1/2 cucharadas de aceite de oliva en una sartén grande a fuego medio o alto. Añada los champiñones. No revuelva por 30 segundos para permitir que los champiñones se asen en un lado. Después sazone con sal y pimienta y continúe a cocinar, revolviendo ocasionalmente, hasta que los champiñones estén bien dorados y tiernos, aproximadamente 3 minutos, ajustado el fuego si es necesario para prevenir que se quemen. Ponga a un lado en un plato.

Deje que el sartén se enfrié un poco, agregue la 1-1/2 cucharada del aceite de oliva restante y vuelva a poner a fuego medio o lento. Añada la cebolla, el ajo y las hierbas provinciales. Saltee hasta que la cebolla esté suave, 5 a 10 minutos.

En un tazón grande, combine la focaccia, los champiñones, las cebollas salteadas y el ajo. Añada el queso de cabra en trozos pequeños. Revuelva con cuidado con una espátula.

En un tazón, mezcle los huevos, la leche, 1 cucharadita de sal y varias pizcas de pimienta negra. Vierta sobre la mezcla de pan y revuelva con cuidado con una espátula de hule. Deje reposar por 15 minutos, revolviendo una o dos veces para que el pan absorba algo del líquido.

Ponga en el recipiente para hornear preparado y ponga la cucharadita de mantequilla restante en la superficie. Hornee hasta que esté esponjado con un buen color encima y firme al toque, aproximadamente 35 minutos. Deje enfriar por 15 minutos antes de servir.

Share this
Share on FacebookShare on PinterestShare on TwitterEmail ThisPrint This