Skip to content

Recetas

Aves

Cocine las pechugas de pato lentamente con la piel hacia abajo, esto ayuda a eliminar casi todas las partículas de grasa. Después de unos 20 minutos, la piel estará crujiente y la carne tan rosada y tierna como un filete fino. Un vino de Oporto sedoso y una salsa de cereza lo convierten en un plato de categoría de restaurante. Sirva con arroz salvaje. Las pechugas de pato varían enormemente en tamaño; si las pechugas que compra son mucho más grandes, escale la mezcla de especias. Ver la receta →

El pimentón de la Vera aromático de España (paprika ahumada) les da a estos suculentos muslos de pollo un color profundo y rojizo cuando se asan sobre una cama de cebolla roja y rodajas de limón Meyer. Querrá servir cada gota de jugo de limón y los jugos de la cacerola con sabor a ajo. Las rodajas de limón se pueden comer o no, como usted prefiera. Ver la receta →