'); ?> '); ?> '); ?> '); ?> '); ?> '); ?> '); ?> '); ?> '); ?> '); ?> '); ?> '); ?> '); ?> '); ?>
Skip to content
Recetas

Pizzettas de salmón ahumado

Alegre el día de mamá con estas pizzas de miniatura y una copa de vino espumoso para el almuerzo de Día de las Madres. La masa de pizza comprada en tienda facilita este proyecto, pero utilice su masa de pizza preferida preparada en casa si prefiere. Acompañe con Vino Espumoso de California o Chardonnay.

Ingredients

500 g (1 lb) de masa de pizza fresca o congelada comprada en tienda

2-1/2 cucharadas de aceite de oliva extra virgen
1 cebolla morada grande cortada a la mitad y después finamente rebanada
Sal kosher o marina
¼ de taza (60 g/2 oz) de queso ricotta fresco
Pimienta negra recién molida
Sémola para espolvorear
1 cucharada más 1 cucharadita de eneldo picado grueso
1 cucharada más 1 cucharadita de cebollín finamente rebanado
125 g (4 oz) de salmón ahumado rebanado

Rinde 4 porciones



Instrucciones

Si está usando masa congelada, descongélela de acuerdo con las instrucciones del paquete. Corte la masa en 4 piezas de 125 gramos (4 onzas). Forme en bolitas y deje reposar en una superficie de trabajo o charola ligeramente enharinada y cubierta con una toalla hasta que la masa llegue a temperatura ambiental, aproximadamente 1 hora.

Coloque una piedra para pizza en el bastidor de a la mitad del horno. Por lo menos 45 minutos antes de hornear, precaliente el horno a 260 °C (500 °F). Aproximadamente 10 minutos antes de hornear, encienda la parrilla para calentar la piedra de horno por arriba.

Caliente 1-1/2 cucharadas de aceite de oliva en una sartén grande a fuego medio o alto. Añada la cebolla, sazone con sal y saltee hasta que la cebolla esté suave, aproximadamente 10 minutos, baje el fuego si es necesario para evitar que la cebolla se queme. Póngala aparte.

Ponga la cucharada de aceite de oliva restante en un tazón pequeño.

En otro tazón pequeño, bata la ricotta hasta que esté cremosa. Sazone al gusto con sal y pimienta.

Espolvoree una pala o una hoja para hornear sin bordes con sémola.

Trabajando con dos pedazos de masa a la vez, estírelos a mano o con un rodillo en rodajas de 18 cm (7 pulgadas). (La textura de la masa será mejor si estira la masa a mano.) Trabajando rápidamente, ponga las dos rodajas en la pala espolvoreada con sémola. Ponga un cuarto de las cebollas salteadas en cada pedazo, dejando un borde de 12 mm (½ pulgada). Barnice los bordes con el aceite de oliva que apartó. Ponga ambas rodajas en la piedra de horno e inmediatamente cambie la temperatura de asar a 260 °C/500 °F (o la configuración más alta del horno). Hornee hasta que las pizzettas estén crujientes y ligeramente doradas en la parte de abajo, de 8 a 10 minutos.

Ponga las pizzettas en una tabla de cortar. Ponga un poco de ricotta en encima de cada pizzetta; use un cuarto de la ricotta para cada una. Ponga 30 g (1 onza) del salmón ahumado encima, y después ponga un cuarto del eneldo y de los cebollines encima. Corte cada pizzetta en 4 cuartos y sirva inmediatamente. Cuando la temperatura del horno haya regresado a 260 °C (500 °F), o la configuración más alta del horno, repita con las 2 rodajas de masa restantes.

Share this
Share on FacebookShare on PinterestShare on TwitterEmail ThisPrint This