Skip to content
Recetas

Focaccia De Papas Con Aceitunas Y Romero

Dele la bienvenida a sus invitados en su casa para cenar con una copa de vino y una rebanada caliente de focaccia con aceitunas. Si usted horneó la focaccia horas antes, puede recalentarla rápidamente en un horno caliente, aunque también es muy sabrosa a temperatura ambiente. Empáquela para un picnic o un paseo con sus embutidos y quesos favoritos. Si se agregan papas cocidas a la masa, se produce un resultado especialmente jugoso y sabroso.

Potato Focaccia
Ingredients
  • 1⁄2 libra (250 g) papas Yukon gold, sin pelar
  • 1 1⁄2 cucharadita de levadura seca activa
  • 3 3⁄4 cups (465 g) de harina sin blanquear,
  • y un poco más para amasar
  • 2 1⁄2 cucharaditas de sal kosher o marina, y un poco más para rociar
  • 1⁄4 de taza (60 ml) de aceite de oliva extra virgen,
  • y un poco más para recubrir y pincelar
  • 24 aceitunas de California, sin hueso y cortadas por la mitad
  • 1 1⁄2 cucharadita de romero fresco finamente picado
  • u orégano seco triturado


Instrucciones

Coloque las papas en una cacerola pequeña y agregue agua para cubrir por 1 pulgada (2.5 cm). No agregue sal. Ponga a cocerse a fuego alto, ajuste el calor para mantener una suave cocción a fuego lento y cocine hasta que las papas estén suaves al pincharlas, 15 minutos o más, dependiendo del tamaño.

Retire del fuego, reserve 1 1/3 tazas (330 ml) del agua de la papa y luego escurra las papas. Cuando estén lo suficientemente frías como para manipularlas, pele las papas y páselas a través de un prensador de papas o molino de alimentos equipado con un disco fino en un tazón. Si usted no posee un prensador de papas o molino de alimentos, triture las papas con un machacador.

Refrigere el agua de papa hasta que se enfríe, de 105° a 115°F (40° a 46°C). Coloque 1/3 de taza (80 ml) de agua de papa fría en un tazón grande y rocíe la levadura sobre ella. Deje que se ablande durante unos 3 minutos, luego bátala con un tenedor para que se disuelva y deje reposar hasta que burbujee, aproximadamente 10 minutos.

Mientras tanto, en un tazón, combine la harina y la sal y bata para mezclar.

Agregue el aceite de oliva, la papas prensadas y 1 taza (250 ml) del agua de papa restante a la levadura probada. Mezcle para combinar, luego agregue la harina gradualmente, revolviendo con una cuchara de madera hasta que la masa despeje los lados del tazón. Manteniendo la masa en el tazón, amásela suavemente con la mano hasta que quede suave, añadiendo solo la suficiente harina para evitar que se adhiera a su mano. No debe necesitar más de 1 a 2 cucharadas. Forme una bola con la masa y cúbrala ligeramente con aceite de oliva. Cubra el tazón firmemente con una envoltura de plástico y deje que la masa aumente hasta que se duplique, de 1 1/2 a 2 horas.

Aplaste la masa hacia abajo. Con 1 cucharada de aceite de oliva, engrase la parte inferior y los lados de una bandeja para hornear con borde de 11×17 pulgadas (28×43 cm). Transfiera la masa a la bandeja para hornear. Con los dedos bien aceitados, empuje y presione la masa en un rectángulo que se ajuste a la cacerola. La masa es elástica y querrá rebotar hacia atrás. Si resiste sus intentos de aplanarla lo suficiente para cubrir la cacerola, déjela reposar durante 5 minutos e intente nuevamente. Si aún brota de los bordes, déjela reposar durante 5 minutos más y vuelva a intentarlo. Debería poder aplanarla lo suficiente después de un par de descansos, pero no se preocupe si la masa no llena completamente el recipiente. Deje que se eleve, sin tapar, hasta que se esponje, aproximadamente 1 1/2 horas.

Mientras la masa se eleva, precaliente el horno a 400 °F (200 °C). Si usted tiene una piedra para pizza (o azulejos para hornear), póngala en el horno en la parrilla central para precalentar, idealmente por lo menos 30 minutos antes de hornear.

Coloque las aceitunas, espaciadas uniformemente sobre la superficie de la focaccia, luego presione suavemente en su lugar. Pincele la superficie de la masa con 1 cucharada de aceite de oliva, luego esparza el romero y un poco de sal en la parte superior. Coloque la cacerola sobre la piedra para hornear, en su caso, y hornee hasta que la focaccia esté dorada, de 20 a 25 minutos, girando la bandeja para hornear hacia atrás hasta la mitad.

Inmediatamente, deslice una espátula larga de metal por debajo de la focaccia para asegurarse de que no se pegue a la bandeja para hornear, posteriormente, deslice la focaccia sobre una rejilla para enfriar. Corte en las porciones deseadas con un cuchillo de pan y sirva caliente o a temperatura ambiente.

Haga una focaccia de 11×17 pulgadas (28×43 cm)

Share this
Share on FacebookShare on PinterestShare on TwitterEmail ThisPrint This