'); ?> '); ?> '); ?> '); ?> '); ?> '); ?> '); ?> '); ?> '); ?> '); ?> '); ?> '); ?> '); ?> '); ?>
Skip to content

Prácticas Sustentables en la Comunidad

Empleados

Las comunidades y los empleados son parte muy importante de la sustentabilidad e incluso en las prácticas vitivinícolas ecológicamente racionales. La fuerza de trabajo productiva y satisfecha ayuda a la industria del vino de California a fortalecer las comunidades en las que opera. Con las leyes del estado y las regulaciones como punto de partida, los viticultores y productores de California hacen mucho más para proteger el bienestar de los empleados y el medio ambiente.

Educación de los empleados

En bodegas grandes y pequeñas de California, la formación y el desarrollo de los empleados es utilizado para mejorar los niveles de habilidad, de educación y de motivación. Algunos ejemplos son: la capacitación en el servicio para la degustación del personal, la operación del equipo para la bodega y los seminarios de liderazgo para el personal de supervisión. Muchas bodegas desarrollan programas de formación alrededor de las prácticas de sustentabilidad para todo su personal. Por supuesto que hay numerosas oportunidades para aprender sobre el vino y la comida.

La seguridad de los empleados

Obligatoria y voluntariamente los empleados deben de estar capacitados para trabajar en las bodegas, las oficinas y las salas de cata. Se centran habitualmente en áreas para operar con seguridad el equipo de cultivo y lagares, evitando accidentes y lesiones, la administración de primeros auxilios y evitando el calor u otro estrés.

Un lugar de trabajo positivo

Las bodegas de California tratan de desarrollar un lugar de trabajo positivo en el cual se motive y se mantenga la calidad en el personal. Algunas de las prácticas más comunes son: capacitación del personal, actividades en equipo, desarrollo profesional, oportunidades de educación y proporcionar herramientas y maquinaria adecuada.

Filantropía

El apoyo a las comunidades en las que viven y operan los productores, es un principio importante de la sustentabilidad y es parte del Código de Viticultura Sustentable de California. Las bodegas participan activamente en la identificación de necesidades de la comunidad, liderando empresas de caridad y el respaldo de una amplia gama de servicios a la comunidad.

Eventos benéficos

Los eventos relacionados con el vino, como subastas, festivales y cenas de viticultores, recaudan millones de dólares para organizaciones de beneficencia y sin fines de lucro todos los años. Los viticultores de California donan dinero y participan en cientos de eventos en todo el país que apoyan la educación, la atención médica, las artes, el cuidado animal, los esfuerzos de ayuda ante desastres, las causas ambientales y mucho más. Se calcula que la industria del vino y la uva de California recauda al menos 101.5 millones USD anualmente para fines filantrópicos.

Conservación de tierras

Muchos viticultores y productores de California plantan solo en una parte de su propiedad; el resto se destina a espacios abiertos, para ofrecer un hábitat para la fauna silvestre y para preservar la belleza natural del entorno. Los viticultores y los productores de todo el estado también donaron tierras o facilitaron servidumbres a fideicomisos territoriales y otras organizaciones para garantizar que las tierras fueran utilizadas para agricultura o conservadas como espacios abiertos a perpetuidad.

Vivienda y educación

Los viticultores de California, de forma individual o a través de asociaciones regionales y grupos ad hoc, ofrecen apoyo directo a los trabajadores de los viñedos y sus familias. Además de donar tierras y dinero para viviendas estacionales y permanentes, los viticultores de California recaudan millones de dólares para la atención de salud, la educación, el transporte y los servicios sociales de estos trabajadores.

Calidad de vida

Las regiones vinícolas de California ofrecen vistas rurales inolvidables, encanto de pueblo pequeño, restaurantes de renombre y algunos de los mejores vinos del mundo. Como líderes en las prácticas agrícolas y vitivinícolas sustentables, están comprometidos con la preservación de los espacios abiertos y la promoción de actividades culturales, los viticultores de California contribuyen significativamente a la calidad de vida en las comunidades en las que operan.

Cultura y estilo de vida

Actuaciones musicales, exposiciones de arte, jardines, seminarios de educación de vino, clases de cocina, entre otras, son algunas de las actividades culturales que se encuentran en las bodegas de California.

Espacios abiertos

Uno de los grandes placeres de visitar o vivir en la región vinícola de California es el poder disfrutar de las bellezas naturales que cada región ofrece. Impresionantes vistas de viñedos son parte de la atracción. Paisajes pastorales en forma de pastizales, bosques y zonas montañosas, en gran parte son propiedad de los viticultores o los productores que optan por preservarlo como espacio abierto.

Beneficios del consumidor

Muchas bodegas ofrecen alimentos para acompañar el vino, e incluso unos hasta cuentan con restaurantes. Otras atracciones que el consumidor podrá encontrar son los paseos en bicicleta, rutas de senderismo, proveedores de alimentos locales, conciertos y lugares de venta al por menor y restaurantes.

Economía

El vino de California genera empleos e ingresos en las comunidades rurales y urbanas y turismo que apoya a los minoristas locales, restaurantes y hoteles, lo que contribuye de manera significativa a la economía del estado.

Turismo

Aproximadamente veintiún millones de turistas visitan las regiones vinícolas de California cada año.

Trabajos

La industria del vino en California general 820,000 empleos en Estados Unidos. 300,000 son dentro California. La industria representa $25.8 mil millones en salarios estadounidenses, $12,300 millones en salarios estatales y $14,700,000,000 en impuestos estatales y federales.

Familias de cultivo

Los viñedos y las bodegas vinícolas son generalmente negocios familiares con un compromiso a largo plazo para la salud y la vitalidad de sus comunidades y para la preservación de la tierra para las generaciones futuras.